LA NECESIDAD DE LA CRÓNICA TEATRAL

Para superar la tradición oral y seguir elaborando documentos que contribuyan, finalmente, a la historia escrita de los quehaceres teatrales en el Perú es necesario, no sólo, recuperar la Crónica teatral, sino también hacer que rebase las funciones de la simple nota de prensa. Esa es una tarea permanente que asumimos como revista teatral. En esa medida, ofrecemos el dictado de Cursos de Crónica teatral en los niveles básico e intermedio para que esta práctica de escritura de alguna manera se generalice, así como también ofrecemos el servicio de crónica con comentario crítico en la que estamos abocados desde hace una década. Los interesados pueden escribir al correo: elzaori@yahoo.com



Los Editores

Enero del 2012




lunes, 26 de marzo de 2012

LA PALABRA DE VALENTÍN

Juanito, amigo entrañable:
La Comisión Nacional que organiza el Programa de Celebración del DÍA MUNDIAL DEL TEATRO 2012, integrada por el MOTIN, la Escuela Nacional de Arte Dramático, la Municipalidad de Lima, el Ministerio de Cultura, otros grupos y personalidades, me distinguieron para redactar el Mensaje Nacional por el Día Mundial del Teatro, que leeré el 27 en la sala de ceremonias del Museo de la Nación a horas 5 p.m. Como este mensaje ya se lo entregué oficialmente a la Comisión, te lo remito para que se difunda en El Zahorí. Por favor, traten de diseñarle una bonita presentación. 


Abrazos de reconocimiento,

EDUARDO VALENTÍN MUÑOZ 



Mensaje por el Día Mundial del Teatro 2012
EL SUPREMO ARTE DE INTERPRETAR LA REALIDAD Y SUS RIESGOS

Hermanos, somos parte de un diverso y creciente movimiento teatral peruano, que con el tiempo adquirió una dinámica movilizadora con particularidades no sólo estéticas, sino en su capacidad organizacional, como grupos, comunidades, compañías y formas empresariales que han asumido la industria cultural como filosofía para sus procesos productivos dirigidos al mercado. Nada puede proscribirse como experiencia creadora en esta mirada intercultural que exige este movimiento. Yo soy hechura de éste y he sabido alimentarme de su riqueza en sus espacios académicos y en los de su autodidactismo rico en estrategias y metodología.

El artista de los escenarios convencionales y de aquellos que han optado por la complejidad de los espacios no convencionales, articulan una red todavía difusa e inconsistente, pero solidaria y rica en humanidad. Muchos colectivos viajan permanentemente por las ciudades de nuestra geografía, también diversa y multicultural, para intercambiar experiencias exitosas y evitar aquellas que no son saludables para la práctica. Estas actividades tienen como eje temático el espacio, entendido como lugar escénico en el que se desarrolla la acción teatral contemporánea. En este sentido, celebrar el DIA MUNDIAL DEL TEATRO debe considerar la reflexión en torno a la escena teatral en el Perú, así como resignificar este quehacer en otros espacios, precisamente no considerados como recintos teatrales, como el FITECA de Comas y otras experiencias como ésta. Asimismo, es necesario valorar en su continuidad histórica la Muestra Nacional de Teatro Peruano, como un espacio propiciador de las más diversas propuestas, que cada dos años nos permiten encontrarnos con elaboraciones de distinto nivel, suscitando en la comunidad teatral un diálogo para conocer el pensamiento de otros creadores escénicos preocupados, conscientes y comprometidos con su entorno y su quehacer artístico, en un marco de pluralidad e inclusión.

¿Cómo transformar el espacio cotidiano en un espacio escénico? ¿Por qué el teatro ya no basta para los creadores escénicos? ¿Por qué se hace necesario poner en juego el mismo cuerpo del actor, como arquitectura física para el desarrollo de acciones escénicas significativas? Estas y otras preguntas circulan en este espacio muestral que es confluencia de las Muestras Regionales y muchas veces fueron objeto de talleres nacionales de formación teatral. Esta dinámica de encuentro e intercambio sirvió de modelo a los Festivales Escolares de Teatro “Túpac Amaru” o “Paco Yunque” que por más de tres décadas se han convertido en una experiencia singular en América y el mundo.

Esta es la imagen apretada del Movimiento de Teatro Peruano que ha sido permeable a las propuestas estéticas de Brecht, Artaud, Grotowsky, Barba, Benjamín y otros. De Latinoamérica aprendimos de Boal, Del Cioppo, Santiago García y de lo nuestro, Ernesto Ráez, Juan Rivera, Sara Joffré, Alberto Ísola, Lucho Peirano, Ruth Escudero, Mario Delgado, Miguel Rubio, Ricardo Morante, el imprescindible Tomás Temoche y muchos otros que contribuyen a la construcción de este gran movimiento, que trasciende desde Tacna, Puno, Cusco, Arequipa, Ica, Lima, Chiclayo, Trujillo, Huaraz, Cajamarca, Iquitos, Yurimaguas, Huánuco, Pasco, Huancavelica y mi Huancayo Incontrastable.

Este Movimiento, que es la expresión de los distintos rostros de nuestra nacionalidad en formación, se solaza en las propuestas imaginativas y de mucho éxito que se mueven en Lima como Yuyachkani, Cuatrotablas, Pataclaún, los trabajos de Oswaldo Cattone, los unipersonales de Carlos Alcántara, y muchas otras expresiones de arte urbano, cuyo prestigio responde a la importante labor que realizan entorno al quehacer escénico y al reconocimiento de su trabajo a nivel internacional; pero sobre todo, por la valía de su postura y pensamiento respecto de las nuevas tendencias del teatro contemporáneo con proyectos variados en cuanto a concepción temática y arquitectura escénica.

Finalmente, antes de hacer el elogio del teatro en este día, hay que hacer el elogio de la vocación que nos mantiene vivos a pesar de la angustia con que irrumpe, algunas veces, la luz creadora en la noche estéril. El teatro en nuestro país de las paradojas se hizo para concretar en el espacio esa relación dialéctica de la memoria y la herencia. Por ello, yo creo, como muchos, que el teatro nunca ha sido una misa unánime donde se invita a los fieles a no pensar, o a olvidar: sino afrontar los límites. Un teatro que se quede en la tibieza de los conciliábulos facilistas, ayudará a sustituir los libros por los video-juegos, las playas por las piscinas, la brisa por el aire acondicionado.

Hacer teatro, compañeros, exige siempre una actitud y una aptitud: ser proactivos para estar aptos para el supremo arte de interpretar la realidad de manera estética con honestidad, superando la mediocridad que nos hace mezquinos. Porque hacer teatro es un desafío a la estructura de la conciencia histórica de nuestro tiempo para transformar y crear una nueva vida, donde nuestros sueños colectivos sean factibles.

QUE VIVA EL DIA MUNDIAL DEL TEATRO EN TODO EL MOVIMIENTO PERUANO

Eduardo Valentín Muñoz

1 comentario:

  1. LA PALABRA VENENOSA DE VALENTIN que pena que se dan "reconocimientos"a personajes mezquinos y de doble personalidad ¿sicótico?. Como docentes del colegio emblematico santa isabel a este señor no le damos ningún premio porque nadie lo quiere y si nos hubiesen preguntado a nosotros si merece algun reconocimiento ... el unico que le corresponde es reconocimiento a LA MALDAD HECHA PERSONA Y UN ACUSETE CALUMNIADOR DE PRIMERA Y SIN PRUEBAS.

    ResponderEliminar

Leeremos tu comentario y si vale la pena lo publicaremos.