LA NECESIDAD DE LA CRÓNICA TEATRAL

Para superar la tradición oral y seguir elaborando documentos que contribuyan, finalmente, a la historia escrita de los quehaceres teatrales en el Perú es necesario, no sólo, recuperar la Crónica teatral, sino también hacer que rebase las funciones de la simple nota de prensa. Esa es una tarea permanente que asumimos como revista teatral. En esa medida, ofrecemos el dictado de Cursos de Crónica teatral en los niveles básico e intermedio para que esta práctica de escritura de alguna manera se generalice, así como también ofrecemos el servicio de crónica con comentario crítico en la que estamos abocados desde hace una década. Los interesados pueden escribir al correo: elzaori@yahoo.com



Los Editores

Enero del 2012




martes, 11 de agosto de 2015

Recordando al viejo Brecht


 

El próximo 14 de agosto se cumplen 59 años del fallecimiento de Bertolt Brecht (1898-1956). Por ahora ―ya lo haremos en su momento― no vamos a discutir el hecho de que su praxis y su poética teatral ―en estas casi seis décadas desde su muerte― devinieron en referentes (olvidados) del teatro occidental. Tantas cosas importantes se han olvidado desde los años ’90 para acá, que esto no llama la atención. En ese sentido, poco nos importa que se le considere un “clásico”(1) y que se lime el carácter político de sus textos dramáticos. Tampoco nos preocupa ―siguiendo sus propias palabras― si aquellos provocan o no “intimidación”. Brecht fue un teatrero revolucionario que luchó contra el capital y eso es lo importante. Que otros digan si luchó un día... un año... muchos años”(2), incluso que los más papistas se atrevan a decir que es/fue “bueno... mejor... imprescindible...”. Por nuestra parte decimos ―polemizando con un poema suyo― que la peor manera de recordarlo es “con indulgencia”(3). 

Los Editores
Revista El Zahorí
Agosto de 2015

Notas
(1) v. BRECHT, Bertolt. "Intimidación por los clásicos", en revista Primer Acto, núm. 91, Madrid (España). 
Nota de los Editores.- A partir de ahora, todas las palabras que aparecen entre comillas fueron escritas por el propio Brecht. 
(2) v. el poema "Hay hombres que luchan un día y son buenos...". 
(3) v. el poema "A la posteridad", en BRECHT, Bertolt. Escritos políticos, 1970, Caracas: Editorial Tiempo Nuevo, p. 246. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Leeremos tu comentario y si vale la pena lo publicaremos.